LA ENERGÍA CRÍSTICA, EL CRISTO Y LA CONCIENCIA SOLAR: recuerdos conscientes de Gloria Pérez

El cristo
Conciencia solar, energía crística

Conciencia solar, energía crística: hermoso amanecer que me ha permitido recordar lo que realmente somos: seres de luz en evolución transitando desde hace millones de años en este maravilloso planeta tierra después de haber experimentado en la totalidad de la galaxia y de haber decidido transitar este hermoso camino de trasformación de ángeles solares a ángeles humanos.

Conciencia solar, energía crística

Gracias, amanecer por mostrarme este recuerdo de tantas experiencias enriquecedoras que vida tras vida hemos integrado en nuestro ADN, y que nos permiten reconocer lo que realmente somos energía Cristica, cristos encarnados, portadores de la energía solar de luz y amor.

Conciencia solar, energía crística

Amor con mayúsculas, amor incondicional, el amor de la energía Crística:

Estas nuevas formas de ser están basadas en el Amor incondicional, la Compasión y la Libertad y nacen desde un punto de equilibrio interior que permite la conexión con la energía de Cristo.

Conciencia solar, energía crística

La Conciencia Solar es la memoria del origen. Es el recuerdo de lo que realmente somos: Seres de Luz en evolución, transitando un camino cósmico en unidad y sincronía con la Madre Tierra y con todo lo que nos rodea.

La Conciencia Solar nos está impulsando hacia el recuerdo, puesto que esa es su esencia natural. Nos convoca a la Unidad, al Servicio y a la liberación de las viejas ataduras del ego y la soberbia. Nos está convocando a la compasión y al respeto a la vida y poco a poco hemos comenzado a recordar que no estamos solos. Que somos parte de un gran entramado, que somos células vivientes de un cuerpo viviente llamado GAIA.

Conciencia solar, energía crística

Es hora de recordar que estamos aquí para evolucionar hacia la Luz en Amor.

Cuando se activa la Conciencia Solar en Nosotros es inevitable que se active el sentido de Servicio y Responsabilidad hacia la Vida, hacia la Madre Tierra.

Las frecuencias que nuestra memoria necesita recibir para reconectarse en la Luz eterna de la Esencia Solar (Portadora y guardiana de la luz eterna)

Conciencia asolar, energía crística

La energía Crística tiene sus raíces en una energía colectiva que ha llegado más allá del mundo de la dualidad. Esto significa que ésta reconoce los opuestos de bien y mal, luz y oscuridad, dar y recibir, como los aspectos de una y la misma energía.
El vivir desde la realidad de la conciencia Crística significa que no hay lucha con nada.  Hay una completa aceptación de la realidad. Esta ausencia de lucha o resistencia es su principal característica. Esta energía reconoce los extremos de todos los pensamientos, sentimientos y acciones como la manifestación de una energía divina, no puede haber dualidad, ni juicio en el modo en que “él” (la energía Crística) experimenta la realidad.

Mi esencia abraza todo el espectáculo con profundo sentimiento de compasión, pero sin juicio, porque ella reconoce todos los aspectos como experiencias a través de las cuales ella misma ha pasado. Ella misma ha representado todos esos roles, de ofensor y víctima, de amo y esclavo, y ella ha llegado a comprender que ella no es ninguno de ellos, sino, aquella quien sustenta a ambos.

La energía Crística (esto es más un campo de energía que una entidad personal) es un colectivo de energía el cual tiene muchos aspectos o “células”, los cuales están cooperando de tal modo que funcionan como un solo “organismo”. Todas las células realizan una contribución única a la totalidad y se sienten a sí mismas como individuos mientras que también son parte de la totalidad. Uno podría llamar a estos diferentes aspectos de la energía de Cristo ángeles o arcángeles. Es característico de los ángeles el hecho de que ellos tengan un sentido de individualidad tanto como un alto grado de desprendimiento, el cual les permite sentirse uno con energías colectivas y estar feliz en su servicio.

Diferencia entre sabiduría e inteligencia
Recuerdos conscientes de Gloria Pérez

Gracias conciencia solar por traerme este recuerdo que me impulsa a la compasión, a la unidad, al no juicio. Gracias por este recuerdo de que no estamos solos, de que si nos permitimos asomarnos detrás del velo del olvido vemos que somos parte de un entramado, que somos una de las múltiples células que conforman el cuerpo de nuestra amada Gaia.

Esta visión le ha dado un nuevo significado a mi vida; por lo tanto ahora ya no presiono sobre la realidad, simplemente confío en ella dejándome llevar por el flujo de la vida.

Más experiencias conscientes de la escritora Gloria Pérez: aquí

Somos uno

Gloria Pérez

 

Deja un comentario