Recuerdos conscientes de Gloria Pérez: Salud y enfermedad, la enfermedad como camino hacia un encuentro interior.

Salud y enfermedad, la enfermedad como camino hacia un encuentro interior
Salud y enfermedad, la enfermedad como camino hacia un encuentro interior

 

 

Salud y enfermedad….es un tema que se presenta en las vidas de todas las personas tarde o temprano.

Todas las enfermedades tienen un origen espiritual.
Sería bueno hablar de los diferentes cuerpos que presentamos.

Consulta el libro Alimentación Holística

Alimentación holística
Alimentación holística

Además del cuerpo físico, visible a todos, también poseemos un cuerpo emocional, un cuerpo mental y algo que solemos llamar un cuerpo espiritual.

La enfermedad comienza principalmente en el cuerpo emocional.

Es desde aquí que ciertos bloqueos se establecen en el cuerpo físico, en el nivel material. Con frecuencia, las convicciones del cuerpo mental también contribuyen al desarrollo de bloqueos emocionales, y así a la generación de enfermedad. Estoy hablando de convicciones profundamente arraigadas o hábitos de pensamiento. A menudo, éstas son convicciones acerca de lo que está bien o mal con respecto a nosotros mismos.

Las críticas pueden literalmente crear un bloqueo en nuestro sistema energético emocional. En esos lugares donde surge el bloqueo, donde a la energía emocional no se le permite fluir libremente, comienza a hacerse visible una energía oscura en el aura. Esta energía puede echar raíces en el cuerpo. Esto no tiene que ser así necesariamente, porque este proceso lleva mucho tiempo y hay suficientes oportunidades de volver las cosas a un equilibrio emocional, antes de que se despliegue la enfermedad (física).

Consulta el libro Gracias, esclerosis múltiple.

Libro Gracias, esclerosis múltiple
Libro Gracias esclerosis Múltiple

Por lo tanto, no debemos temerle a los bloqueos emocionales. Hay tiempo suficiente para solucionar el estado desequilibrado. Sin embargo, es posible que a un cierto punto nosotros no seamos capaces de manejar este bloqueo correctamente, o incluso sentirlo. Tal vez el bloqueo pasa parcialmente desapercibido y estamos muy inconscientes de él. Si ésta es la situación, los síntomas físicos en realidad nos ayudan a entrar en contacto con el bloqueo.
De este modo, los síntomas físicos o el dolor son el lenguaje del alma. El alma anhela una completa comunicación entre todas sus partes. El alma se siente feliz cuando hay un flujo libre de energía y una continua renovación de todos los aspectos de sí misma. Los bloqueos impiden que la energía fluya libremente y eso deprime al alma.

Un bella historia en el libro: Mi regreso a casa, con la enfermedad como camino

Libro Mi regreso a casa
Reiki y el libro mi regreso a casa

Así la enfermedad cumple la función de un indicador: nos muestra dónde estamos necesitando sanación. Aunque la enfermedad parece ser negativa, en el sentido de que somos perturbados por toda clase de síntomas y dolores, la clave es interpretar a la enfermedad como un indicador o guía. Al hacer esto, se vuelve fácil cooperar con la enfermedad en lugar de resistirse a ella.

Ya que frecuentemente la enfermedad representa una emoción atascada la cual está (parcialmente) más allá de nuestro alcance, no siempre es fácil comprender dónde están representados la enfermedad o los síntomas. A veces parece muy difícil descubrir lo que el alma trata de decirnos a través de una enfermedad específica. Entonces, necesitamos ir adentro y examinarnos minuciosamente, en el sentido de volvernos conscientes gradualmente de la clase de energía que se manifiesta en la enfermedad, la señal que obtenemos de la enfermedad y qué es lo que trata de decirnos.

Esta comprensión con frecuencia es obstruida por el hecho de que estamos atemorizados de estar enfermos. La primera reacción a la enfermedad a menudo es una de negación o de resistencia. Más bien quisiéramos que la enfermedad desaparezca tan pronto como sea posible, porque nos atemoriza. También podríamos experimentarla como un mensajero de cambio, como un retorno a algo precioso que hemos perdido.

Para comprender la ‘función de indicador’ de la enfermedad, es muy importante decir ‘sí’ a los síntomas y dolores que pueden desplegarse dentro de nuestro cuerpo. Al decir ‘sí’, al aceptar el estado de nuestro cuerpo físico, realmente hemos resuelto la mitad del problema. Aquí el problema no es la enfermedad misma, sino aquello que ésta representa, el/los bloqueo(s) implícitos. Al volverse hacia la enfermedad y decir ‘sí’ con nuestro corazón y con nuestra alma, ya habremos solucionado una parte del bloqueo incluso sin saber precisamente qué es lo que la enfermedad quiere decirnos.

Frecuentemente, el cuerpo da indicios específicos. Por ejemplo, nos hace sentir que debemos hacer una pausa, abandonar ciertas tareas, ser más amables con nosotros mismos, etcétera. Pero si ignoramos este lenguaje del cuerpo y nos mantenemos resistiéndonos a la enfermedad, es muy difícil llegar a la esencia espiritual y significado de la enfermedad. Hay mucha ira y temor rodeándola. Sólo lograremos la verdadera libertad interior enfrentándonos cara a cara con la enfermedad, con su dolor y aflicción, y también con sus sentimientos de temor y aversión. Sería bueno abrazarlos y luego preguntarles calmadamente y neutralmente:

¿Qué es lo que queréis decirnos?

Libro la medicina del amor, un manual para aprender a amarte

La Medicina del amor

 

Deja un comentario