Podemos considerarlo un resumen de la saga de libros La enfermedad como camino hacia un encuentro interior

 

Saga de libros La enfermedad como camino hacia un encuentro interior

La enfermedad al habla
Llevas más de quince años en contacto conmigo, más de quince años aprendiendo de mí, no negándome sino más bien aceptándome a tu lado e intentando comprenderme para poder llegar a considerarme tu fiel amiga…
Fianda, tras quince años de escucha, de toma de conciencia de introspección has podido llegar a comprender todo lo que te quería comunicar, lo has comprendido tú y se lo has compartido a las personas que se han acercado a tu experiencia personal le has ido compartiendo año tras año todo lo que te quise hacer recordar:
– Todas las enfermedades tuenen un origen espiritual, todo esto lo has explicado en tu libro alimentación holística en el que has dado a conocer la distinción entre los diferentes cuerpos que tenemos. Además del cuerpo físico, visible a todo el mundo, también poseemos un cuerpo emocional, un cuerpo mental y algo que podemos llamar un cuerpo espiritual. La enfermedad comienza principalmente en el cuerpo emocional. Es desde aquí que ciertos bloqueos se establecen en el cuerpo físico, más tarde se trasformarán en síntomas y con ellos intentaré comunicarme contigo, si atiendes a mi llamada de atención y haces los cambios necesarios para que estos bloqueos no se hagan crónicos dejaré de molestarte y todo se quedará en un aviso, si por el contario desatiendes mi llamada podrá llegar un momento en el cual los encargados de valorar lo que te sucede dirán que padeces una enfermedad crónica y pretenderán atenderla sólo desde la materia sin atender el origen de los síntomas sin profundizar en la causa y en el mensaje a escuchar.
– No ha sido tu caso, has sido tenaz y valiente, has asumido la responsabilidad de cuanto te ha acontecido, te has parado a escuchar lo que te quería decir, has pedido ayuda para saber interpretar el mensaje y has puesto en práctica todo cuanto te comunicaba a través de tu corazón.
– Has reconocido que las convicciones de tu cuerpo mental también contribuían al desarrollo de bloqueos emocionales, has optado por cambiar esas convicciones de lo que estaba bien o lo que estaba mal respecto de ti misma y de los demás, has recordado la mejor medicina, la medicina del amor que has puesto en práctica primero y has dado a conocer más tarde en tu cuarto libro La Medicina del amor, has recordado lo importante que era aprender a amarte, perdonarte en un primer momento a ti misma, dejar de culparte y de juzgarte ( has hecho un trabajo intenso del perdón que has dado a conocer en tu último libro Ho´oponopono, la resurrección del cristo interior), en esta tu última obra das a conocer a tus lectores como se puede llegar a vivir en un primer momento guiándote por los mensajes que yo te hacía llegar para recordar más tarde como vivir escuchando la voz del corazón, recuperando la conexión con el cristo interior que todos portamos en el corazón.
– Has sido muy valiente Fianda, has ido hacia dentro, has, y todavía sigues haciéndolo cada día, conectado con tu niña interior, has bajado hasta las profundidades de tu inconsciente para reconocer en todo momento que creencias, memorias, malentendidos etcétera estaban provocando tus síntomas físicos en el comienzo de mi llegada a tu vida y has seguido atenta en todo momento cada vez con un síntoma físico o con una emoción o un pensamiento que se traducían en miedo en tu corazón, para poder iluminarlos, reconocerlos, aceptarnos y más tarde transmutarlos con la magia del amor.
– Recuerdas cuando tras una de las muchas preguntas que nos hacías a diario te contestamos:
“El primer paso para dialogar con la enfermedad es decirle sí, aceptarla e intentar conocer el lenguaje del cuerpo. Sería bueno indagar cuales son los miedos que nos muestra la enfermedad, entra en nosotros a buscar nuestra propia verdad. El medio para que el cuerpo hable es el amor, debemos comprender el significado de las partes enfermas de nuestro cuerpo, aceptándolas”
Claro que lo recuerdas, siempre lo pones en práctica…
GRACIAS enfermedad, gracias esclerosis múltiple, nunca olvidaré cuanto me has enseñado: RESUMEN DEL APRENDIZAJE

– Aunque la enfermedad parece ser negativa, en el sentido de que nos sentimos perturbados por toda clase de síntomas y dolores, la clave es interpretar a la enfermedad como un indicador o guía. Al hacer esto, se vuelve fácil cooperar con la enfermedad en lugar de resistirse a ella.

– El medio para permitir que tu cuerpo hable es el amor. No estamos acostumbrados a comunicarnos con nuestro cuerpo, solemos intentar eliminar la enfermedad repitiéndonos afirmaciones de sanación, esto sigue siendo una resistencia a la enfermedad. Pregúntale que te quiere comunicar antes de echarla de tu vida, agradécele y ámala.

– Asi es como comienza el proceso de sanación, no luchando con la enfermedad, sino aceptándola como un amigo que quiere mostrarte la dirección correcta.

– Con frecuencia ocurre que un alma elige una enfermedad crónica para resolver una situación específica. La enfermedad nos refleja determinadas emociones, tratar estas emociones, observarlas, aceptarlas, amarlas y perdonarlas confluirá en un crecimiento experiencial para el alma…

– El alma tiene el sincero deseo de conocerse al máximo y ser libre. Este es su deseo más profundo. Partiendo de este ardiente deseo, ella a veces toma a su cargo dolencias, enfermedades y defectos físicos que le ayudan a alcanzar sus objetivos.

– Rodea a la enfermedad con amor y consciencia y deja que te lleve a una comprensión más profunda de ti misma. Deja que te lleve de regreso a casa. (¿Recuerdas cuando te dije esto para que tomaras conciencia del título de tu segundo libro Mi regreso a casa con la enfermedad como camino?)

– Las enfermedades son unas alertas para invitarte a ir hacia dentro, ahí conectarás con el amor que realmente eres, ve a tu interior, permanece en quietud y encontrarás el amor que eres, encontrarás la paz; el miedo y la ansiedad se disolverán mientras el amor te guía.

– Respétate a ti misma para que otros te respeten
Escúchate para que otros te escuchen
Haz caso de lo que sientes, y verás cómo lo que sientes se vuelve importante para otros
Amate como te gustaría ser amado
Vive, ama y siente..

El máximo respeto hacia ti misma y hacia el otro, no es egoísmo, es lealtad al ser de luz que llevas dentro… Esta es la manera de alejar la violencia de nuestras vidas, amando, no juzgando, amando al prójimo como a ti misma. AMAAA

– El miedo es tan solo una cara de la moneda de la vida, cuyo reverso es el amor. Elige la cara que quieres que caiga, tenemos el poder para elegir.
– Muchas veces sentimos no tener fuerza para seguir avanzando, cuando sea así para y siente la fuerza que late en tu corazón, esta energía es infinita y por ello no tiene fin, es la misma energía de todo cuanto te rodea. Ama y se expandirá….

La enfermedad al habla

Gloria Pérez

Fianda

Deja una respuesta