El perdón camino hacia la felicidad, es el tema que trataremos hoy 29 de abril en el diario de una cuarentena forzada.

Felicidad
Felicidad

La gente que se presenta en tu vida viene a darte otra oportunidad de perdonar en tu corazón y liberarte. Las personas con las que vives, con las que trabajas son aquellas con las que tienes más cosas que limpiar. Aunque lo más importante es el perdón a nosotros mismos.
En todas las filosofías antiguas el perdón está siempre presente como una de las claves para conseguir esa paz y felicidad que tanto añoramos.
No tienes que hablar o decirle a la persona, simplemente trabaja con las memorias (programas) que hay dentro de ti, es decir, los pensamientos que tienes en relación con esa persona o esa situación en particular.
El perdón en ho´oponopono es un trabajo interior, porque, no hay nada fuera de nosotros haciéndonos nada.
El Doctor Len nos comparte: “Un problema no es un problema, a menos que digamos que lo es, y el problema no es el problema. El problema es como reaccionamos al problema”. El dolor es inevitable, pero el sufrimiento es optativo. Opta por decirle gracias a todas las experiencias de tu vida, muéstrales la otra mejilla, la mejilla de la aceptación, la compasión, el respeto y el amor; perdónate y perdona. Este es un atajo para alcanzar la felicidad.
El perdón como trabajo interior
El perdón en ho´oponopono es un trabajo interior, porque lo que vemos en la pantalla de nuestra vida son solo nuestros pensamientos, creencias limitantes, memorias dolorosas, proyectadas en nuestra realidad. Atraemos a las personas y situaciones que se amoldan a nuestra programación negativa.
No existe nada afuera haciéndonos nada, por lo tanto, no tenemos que perdonar a nadie, salvo a nosotros mismos: soy responsable de las memorias en mí, más no culpable. Todo se trata de nuestras memorias, de nuestros programas y solo nosotros las podemos borrar.
Recuerda:
“No existen los verdugos, sino los maestros, nos hacemos daño a través de los demás”
Lo más importante es perdonarnos. En ho´oponopono nunca sabemos con qué memorias estamos trabajando. A través de este proceso damos permiso a una parte de nosotros que sabe perfectamente qué estamos listos para borrar.
El Recuerdo de hoy:

Me perdono y me libero por las memorias erróneas en mí, esta es la esencia del perdón en ho´oponopono.

Puedes escuchar el mensaje en el vídeo

Recuerda suscribirte al canal de YouTube 

Podéis contactar conmigo desde:
Esta web
Mi Facebook
Instagram
correo e: gloryapg@hotmail.es
Wasap: 680.135.796
También podéis seguir las publicaciones desde la página de la asociación Con&CienciaT
Juntos somos más fuertes
Os amo

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies